Cómo triunfar en el talentismo: ser un equipo.

Tendríamos que iniciar por definir lo que es un equipo, sin duda lo primero que se les vino a la mente fue la tan utilizada metáfora del 1+1=3, y pues así es, lo único que esto nos quiere decir es que equipo es entender que juntos tenemos un mayor valor que en lo individual, que solos prácticamente no somos nada, pero que al estar en compañía de otros nos hacemos valiosos, en el talentismo desaparecen los «llaneros solitarios».

Juan Carlos Cubeiro nos sugiere generar en la vida de cada uno de nosotros, al menos 4 valiosos equipos:

  1. El íntimo (pareja, hijos, familia).
  2. El de tus amigos.
  3. El de tu trabajo.
  4. El de tus aficiones.

Además nos menciona que cada uno de estos equipos deberá estar conformado por entre cinco y nueve personas, y claro que, como en el talentismo vivimos desde la responsabilidad y no desde la victimización, cada uno de esos equipos requiere que le dediquemos tiempo, ganas y esfuerzo.

Creo que no hubiera sido necesaria una investigación por parte de McKinsey para darnos cuenta de algo que a todas luces parece obvio: las empresas o emprendedores que trabajan en red obtienen mayores beneficios y ven incrementadas sus cuotas de mercado. Es algo casi lógico, sin embargo el trabajar en red implica cooperar y confiar en otros, olvidarnos de las jefaturas, el control y la desconfianza, para generar ambientes cooperativos en lugar de jerárquicos, lo cual nos resulta demasiado complicado a pesar de los enormes beneficios observables y de la facilidad que las nuevas tecnologías aportan al trabajo en red. En el talentismo es imprescindible el aprender a trabajar en red para triunfar.

En Del Capitalismo al Talentismo Cubeiro nos dice: Conviértete en una estrella de Hollywood, mientras que en el ebook La  Gestión del Talento en la Era Digital publicado por la Foxize School nos hablan del Talento on Tour.

Ambos conceptos van dirigidos hacia la generación de redes y la riqueza que estas aportan al talento, para esto imaginemos una película o a un famoso cantante. Cómo les platiqué en el post del Nuevo Paradigma Laboral (Parte III) cada vez más buscaremos proyectos, no trabajos, imaginemos pues, al concierto o la nueva película como el proyecto central que atraerá al talento (como atraen ahora los enchufes en los aeropuertos a los viajeros) a los mejores proveedores en cada cosa que se necesite para llevarlo a cabo, los mejores guionistas, efectos especiales, luces, escenografía, sonido, etc.

Estos talentos aportarán al proyecto por el tiempo que este dure y al finalizar la película o la gira, estarán nuevamente disponibles para involucrarse en un nuevo proyecto, de esta forma el talento se mantendrá actualizado constantemente, habrá obtenido grandes experiencias y no se limitarán a aportar su talento a algún sector o empresa en específico, lo cuál los enriquecerá aún más, dotándolos de una visión más holística, misma que seguramente más adelante les será útil en algún otro proyecto, en el talentismo a mayor grado de rotación del talento, mayor enriquecimiento, experiencia, calidad en los resultados y por consecuencia desarrollo del mismo.

Atención, porque estas fuentes atrayentes de talento buscarán solo a los mejores, por lo tanto es nuestra responsabilidad desde ahora desarrollar los nuestros, y el mismo mercado se irá encargando de hacer a un lado a los talentos mediocres o mentirosos.

Que no nos pase a lo que yo llamo el “síndrome del taxista”, que con la llegada de servicios como Uber y similares lo único que hicieron fue victimizarse, aún cuando tuvieron años para responsabilizarse de ofrecer un servicio de calidad, de reinventarse, de desarrollarse y de darle valor añadido a lo que hacen. Empieza hoy o no te quejes mañana cuando llegue alguien a hacer mejor, más barato y con algún diferenciador aquello que tú haces hoy.

«Desarróllate como conversador. Aprende a trabajar en red. Aporta generosamente. Ponte en valor de los ecosistemas que requieran tu talento. Es el signo de los nuevos tiempos».

Juan Carlos Cubeiro

Como lo menciona Daniel H. Pink en La Nación de los Agentes Libres, es inminente la tendencia a que vivamos de nuestros talentos, no de las empresas, en Estados Unidos ya uno de cada tres profesionales trabaja como freelance, mientras que en España lo hace uno de cada cinco ¿Cuál será la cifra en nuestro país?

¿Qué opinan ustedes? Imaginen a que proyecto les gustaría estar aportando su talento…

One thought on “Cómo triunfar en el talentismo: ser un equipo.

  1. Pingback: Xavi Hernández: «El Talentista». • TALENTO CON SENTIDO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *