Nuevo vs. Antiguo Paradigma Laboral

¡Hola!

Después conocer más acerca de lo que es el nuevo paradigma laboral y como adaptarnos, vamos a platicar ahora de algunas de las diferencias en este nuevo paradigma.

Recordemos algunas de las ideas cardinales para sobrevivir en esta nueva época:

1. Fluir, tenemos que dejar de querer tener la razón en todo.
2. La crisis no es económica, es de valores.
3. Todo lo tangible, se crea en lo intangible.
4. Estamos viviendo un cambio de era.

Ahora, entremos de lleno a ver como era antes y como es ahora:

  • Antes: tiempo profesional y tiempo personal.
  • Ahora: vida global o estamos fuera del mercado.

La única manera de salir adelante en esta nueva época, en este nuevo paradigma laboral, es convirtiendo tu pasión en tu profesión. Hoy nadie quiere pagar a alguien que no le apasione lo que hace, de ahora en adelante hobby es igual a trabajo, y esa es la única manera de triunfar y salir adelante en el mediano y largo plazo. Si buscas trabajar en «lo que caiga», seguramente también te van a pagar «lo que caiga».

Preguntémonos: ¿Qué es aquello que nos gusta y con lo que se nos pasa el tiempo volando?

  • Antes: supervivencia, ganar dinero.
  • Ahora: trascendencia, aportar valor.

El único motivo por el cual deberíamos desempeñar un trabajo es por aportar valor a otros seres humanos, a la sociedad, aportar un valor real con el desarrollo de nuestro trabajo, y la consecuencia natural de eso es que alguien nos pagará por ello.

Solo trabajando desde esta última perspectiva podremos ser realmente felices, estamos obligados a encontrar nuestra misión en la vida y desarrollarla, llevarla a la acción, de acuerdo a lo comentado por Sergio Fernández, existen un par de tareas con las que todos venimos a este mundo. La primera es un aprendizaje que obtener, una situación que se nos presenta una y otra vez en la vida hasta que la aprendemos. La segunda es como una llave maestra que te abre cualquier puerta, tu don o tu talento. Si tu no haces realmente aquello que has venido a hacer a este mundo, si no pones en práctica tu talento, no estás aportando a este proyecto colectivo llamado humanidad.

La única manera de estar resplandecientes y brillantes es dedicándonos a nuestra misión, es realmente la única forma, es como obtendremos la felicidad cada día de tu vida, y la consecuencia natural de vivir en un constante estado de felicidad, es que nunca nos va a faltar nada (abundancia).

Preguntémonos: ¿Cuál es nuestra misión y cómo la puedo poner al servicio de otros seres humanos?

  • Antes: vivíamos en la escasez.
  • Ahora: vivimos en la abundancia.

Tenemos que quitarnos de la cabeza esa creencia de que tenemos que pelear unos con otros por unos recursos escasos, quitarnos la idea de que los recursos son escasos. ¡Vivimos en la abundancia! ¡Vivimos llenos de posibilidades!

Cómo ejemplo este texto donde nos relata un sistema utilizado para capturar monos en la selva: Trampa para monos. Si los monos se dieran cuenta que viven en la abundancia de la selva, pronto huirían, pues serían conscientes de la inmensa cantidad de platanos a su alrededor, sabrían que se trata de una trampa. Pero tal como a los monos a nosotros nos sucede en ocasiones y es que el problema es que estamos enamorados de la palabra esfuerzo, nos sentimos bien de presumir el esfuerzo con los demás que por eso lo seguimos haciendo, y vamos por el mundo sintiéndonos bien al victimizarnos con los demás de «lo mucho que trabajamos», «lo mucho que nos esforzamos», permítanme decirles que no vale la pena, no en la era de la abundancia.

Tenemos que desenamorarnos de la palabra esfuerzo, y darnos cuenta que si algo no fluye, si no nos lo podemos llevar fácilmente, es porque hay una trampa.

  • Antes: esfuerzo.
  • Ahora: fluidez.

Nada que hagas con esfuerzo vale la pena en este mundo, se puede trabajar muchas horas en algo, pero hazlo sin esfuerzo, o puedes no hacer nada, también es una posición valida. No estas realmente obligado a hacer absolutamente nada en este mundo y mucho menos si ello te implica esfuerzo.

Demos paso a la fluidez, olvidémonos del esfuerzo.

Preguntémonos: ¿Para qué estoy haciendo esto?

  • Antes: estabilidad.
  • Ahora: incertidumbre.

La incertidumbre es sinónimo de creatividad, de potencialidad, de un mar de posibilidades y de futuro por escribir, el problema es que debemos entender que esto es algo que nuestro cerebro rechaza, lo rechaza porque nuestro cerebro esta programado para una sola cosa: supervivencia. Por encima de cualquier cosa nuestro cerebro lo único que quiere es que sobrevivamos, no le importa que seamos felices, no quiere nuestra plenitud, no quiere nuestra fluidez, no quiere que desarrollemos una vida con significado, nuestro cerebro no quiere que desarrollemos un proyecto con sentido, que cambiemos el mundo, no, nada de eso le interesa, lo único que el cerebro quiere es que sobrevivamos.

No existen personas negativas. Vivimos en un mundo maravilloso en el que todo lo que sucede a nuestro alrededor es un espejo claro de aquello que llevamos dentro. Todo lo que esta pasando a nuestro alrededor es un reflejo perfecto de lo que hemos pensado, vivimos en un mundo en el que hay una correspondencia perfecta entre lo que pensamos y lo que nos sucede.

Preguntémonos: ¿Cómo nos sentimos ante la incertidumbre?

  • Antes: empresas grandes.
  • Ahora: empresas rápidas.

Necesariamente tenemos que enfocarnos en ser cada vez más ágiles, no más grandes. Las grandes corporaciones están atravesando procesos de reingeniería tratando de adelgazar sus departamentos, los procesos, y haciendo más ágil la toma de decisiones, esto es porque quieren parecerse a las pequeñas empresas, porque las pequeñas empresas tienen la capacidad de reaccionar más rápido, sin toda la burocracia, y esa rapidez les representa una ventaja competitiva en el nuevo paradigma laboral.

Vamos hacia un mundo de elefantes y hormigas, y estas últimas al ser más pequeñas, les brinda una mayor agilidad de tomar decisiones y de moverse en este nuevo entorno.

Preguntémonos: ¿Cuánto pesa nuestra empresa?

Esta es la primera de tres entradas que publicaré respecto a estas diferencias, a estos cambios que estamos viviendo en este nuevo paradigma laboral.

¿Algún otro cambio que ustedes estén viviendo?

One thought on “Nuevo vs. Antiguo Paradigma Laboral

  1. Pingback: 4 Claves para un relación de pareja exitosa • Talento Con Sentido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *