Nuevo vs. Antiguo Paradigma Laboral (Parte III)

Está es la tercera y última parte de esta publicación que nos ha ido llevando de la mano para conocer las diferencias que nos ofrece este nuevo paradigma laboral, como lo nombrara Sergio Fernández a través de sus videos y conferencias.

  • Antes: sueldo.
  • Ahora: facturación.

Cada vez nos encontraremos con más personas que no medirán sus ingresos en función de una nómina, lo harán en función de su facturación, se celebrarán menos contratos laborales y más contratos mercantiles.

La verdadera seguridad económica no nos la dará el encontrar un “trabajo para toda la vida”, eso ya no existe  o ya no existirá en el nuevo paradigma laboral, esa idea de aferrarse a un puesto y acudir todos los días a simplemente ocupar un lugar en un cubículo u oficina, ya no será suficiente. En el nuevo paradigma laboral la verdadera seguridad económica nos la dará el ser cada día mejores en nuestras profesiones, y esto implica el desarrollo de nuestra aptitud, pero también de nuestra actitud, sin importar si decidimos estar facturando o recibiendo una nómina.

Si lo que buscamos es un sueldo fijo, lo que refleja es que lo que tenemos es mucho miedo, miedo a crecer, miedo a ser más y mejor, o de otra forma ¿Por qué querríamos estar ganando siempre lo mismo si estamos dispuestos a trabajar cada vez mejor?

Preguntémonos: ¿Qué tanto miedo tenemos a ser mejores cada día en nuestra profesión, y si somos mejores cada día, quisiéramos estar ganando siempre lo mismo?

  • Antes: trabajos.
  • Ahora: proyectos.

En este nuevo paradigma laboral emergen lo que Sergio Fernández llama las “carreras Lego“, carreras profesionales que se van formando con varios proyectos, tal como se hace como las piezas de Lego.

Profesionalmente valdremos tanto como valga nuestro último proyecto, la respuesta ya no será más el buscar un trabajo, porque cuando buscamos algo que ya no existe, lo más lógico es que no lo encontremos y con eso nos estaremos encontrando cada vez más, con organizaciones colaborativas, móviles, flotantes, que generarán sinergia para sacar adelante “x” proyecto y después se disolverán, irán en búsqueda del siguiente reto, que les traerá nuevas experiencias y enseñanzas que irán aplicando posteriormente.

«Ya no busques trabajo, olvídate del concepto trabajo, busca un proyecto (independiente o dentro de una organización) en el cual puedas poner tu talento al servicio de otros seres humanos».

Sergio Fernández.

Preguntémonos: ¿Cuánto valgo, qué busco cuando pienso en colaborar en algún proyecto, qué me entusiasma?

  • Antes: jubilación garantizada por el estado.
  • Ahora: somos responsables de nuestra jubilación.

Si seguimos la tendencia actual, la jubilación está destinada a ser para nosotros ese lugar en el cual dejamos de ser clase media para ingresar en la clase baja. Dentro de este nuevo paradigma laboral es necesario responsabilizarnos de nuestra propia independencia financiera y esto no es algo opcional, es una necesidad que apremia.

En la jubilación como en muchas otras cosas dejábamos en manos de otros las decisiones importantes de nuestras vidas, como lo son la jubilación, la educación, la alimentación, el desarrollo personal, etc. Eso ya no puede seguir siendo, tomar las riendas es necesario desde ya si queremos cabalgar en la dirección que nos hayamos propuesto, la responsabilidad es nuestra y de nadie más, así como las consecuencias futuras que nuestras decisiones nos acarreen serán responsabilidad (culpa) nuestra y de nadie más, empecemos a hacer consciencia de esto.

Sergio Fernández, nos recomienda, mejor dicho, nos exige responsabilizarnos y destinar YA un 10% o 20% de lo que ganamos a garantizar nuestra independencia financiera.

Preguntémonos: ¿Qué tan responsable estoy siendo de mi YO futuro?

  • Antes: jubilación.
  • Ahora: micro-jubilación.

Etimológicamente la palabra jubilación, proviene del latín “jubilare” que significa alegría, gozo. Precisamente por ese significado es que tenemos que ser conscientes cada vez más de que la vida es ahora, debemos quitarnos esa idea del futuro que tanto han metido en nuestra menta, es esta precisamente una de las “Zonas Erróneas” planteadas por Wayne W. Dyer quien escribe: «El problema reside en el hecho de que vivimos en una cultura que quita importancia al presente, al ahora. ¡Ahorre para el futuro! ¡Piense en las consecuencias! ¡No sea hedonista! ¡Piense en el mañana! ¡Prepárese para su jubilación!

Evitar el momento presente es casi una enfermedad en nuestra cultura, y continuamente eso nos condiciona a sacrificar el presente por el futuro».

Quitémonos esa idea de la cabeza, abracemos el presente, ya que para nadie es motivante pasarse el día trabajando para algo que esta en el futuro, algo que nunca acaba de llegar, y que cuando finalmente llega, en muchas ocasiones, ya no lo puedes disfrutar de la misma manera.

Es por eso que Sergio Fernández nos plantea la idea de las micro-jubilaciones, darnos la oportunidad cada cierto tiempo o cada ciertos proyectos de experimentar esa alegría, ese gozo, salgamos de vacaciones ahora, escribamos un libro, simplemente hagamos algo diferente, algo para nuestro disfrute y posteriormente regresemos con bríos renovados ¡A emprender de nuevo! hasta que llegue la siguiente micro-jubilación y así sucesivamente, ya que si realmente amamos lo que estamos haciendo ¿Por qué jubilarnos? ¿Por qué tiene que llegar el día en que tengamos que dejar de hacerlo?

Preguntémonos: ¿Qué viaje, proyecto personal, decisión hemos estado postergando a la espera del “momento idóneo”?

  • Antes: átomos.
  • Ahora: bits.

El comercio actual esta en pleno periodo de transición, dejando de lado cada vez más las cosas que pesan y llevándonos a cosas cada vez más inmateriales, a los bits, estos bits son lo intangible, las ideas, las tecnologías, el servicio al cliente, la marca, etc.

Raghuram Rajan, profesor de finanzas del a Universidad de Chicago y economista jefe del FMI de 2003 a 2007, autor de libros como Saving Capitalism from the Capitalists y Fault Lines (Grietas del sistema) nos habla de la importancia del «capital organizativo».

Capital organizativo: más del 95% del valor de las compañías (pequeñas, medianas y grandes) son cuatro activos intangibles: el capital humano, la marca, el capital clientes y las expectativas de futuro.

Preguntémonos: ¿Qué ofrecemos como empresa o como personas cosas que pesan o cosas inmateriales?

  • Antes: titulaciones.
  • Ahora: curriculum digital.

La trayectoria profesional, las “carreras Lego” y el talento estarán por encima de cualquier título profesional en este nuevo paradigma laboral.

Ahora lo que valdrá ya no será el papel en sí, ni lo que diga el mismo, lo que realmente marcará la diferencia será lo que tu sepas hacer con ese título, la identidad digital que te defina o que defina tus proyectos y la forma en la cual has utilizado ese título y esos proyectos para aportar valor a los demás.

Preguntémonos: ¿Cuál es hoy mi curriculum digital, cómo he aportado a los demás con lo que he hecho?

Hasta aquí llegamos con las diferencias que poco a poco nos ira trayendo, o que a veces sin apenas darnos cuenta, ya nos está trayendo este llamado nuevo paradigma laboral. Esta conferencia Sergio Fernández la termina respondiendo algunas preguntas a los asistentes, les comparto la respuesta a una de ellas que en lo personal me pareció muy interesante, tal vez poco ortodoxa, algo que no estamos acostumbrados a escuchar, pero que no por eso deja de ser real.

«Cada persona tiene derecho y deber de elegir donde va a vivir, entonces cuando alguien te dice: “que todo está muy mal”, yo lo que pienso es que esa persona ha elegido, ha tomado una decisión de vivir donde todo está muy mal y como ha tomado esa decisión de manera libre, quizá inconsciente, pero libre ¿Quién soy yo para no respetarla? Cuando quiera vivir desde otro sitio la vida le facilitará los medios para que salga, cada uno de nosotros vive donde ha decido vivir».

Sergio Fernández.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *